Qué es y cómo funciona un péndulo

adivinar con pendulo

El péndulo es un objeto con mucha historia a sus espaldas, pues se viene usando desde hace miles de años. La primera mención a este artilugio se halla en los escritos del autor romano Amiano Marcelino (330-390 d.C.). Se trata, básicamente, de un cuerpo metálico que oscila suspendido de un hilo. Así, a través de sus oscilaciones, se descubren cosas reales: puede emplearse para buscar agua o filones de algún mineral (es el caso del péndulo físico) pero también se utiliza en diversas circunstancias que atañen al ser humano (péndulo mental).

En la antigüedad se hacía uso del péndulo físico y no hay evidencia de su utilización como método adivinatorio hasta 1922, fecha en que el médico norteamericano Albert Abrams escribió el primer texto en el que se hace referencia a los poderes del péndulo en la detección y tratamiento de enfermedades.

Diversos testimonios indican que el péndulo fue empleado durante la Segunda Guerra Mundial por los británicos para conocer los pasos que daría Hitler y así poder adelantarse a él.

Los péndulos primitivos consistían en una llave pendida de un hilo. Con el tiempo, se cambió la llave por una sortija o una bola de plomo. A pesar de que en la actualidad se emplean péndulos de plástico huecos (que se rellenan con minerales preciosos como el oro o la plata), hay quien prefiere echar mano de un péndulo de cuarzo, debido a las poderosas propiedades que se le han atribuido a tal piedra a lo largo de la Historia.

Al principio, el método adivinatorio que se realizaba con el péndulo era bastante simple: se le planteaban preguntas que sólo pudiesen tener respuestas afirmativas o negativas, de modo que, dependiendo del tipo del movimiento del péndulo (lineal o circular) la respuesta era un «sí» o un «no». En la actualidad, este objeto es empleado incluso en la búsqueda de personas. En esos casos, suele intervenir un «testigo», alguien relacionado directamente con el desaparecido.

Usos más frecuentes del péndulo

Hoy por hoy, el péndulo se emplea en infinitud de situaciones. Las más frecuentes son:
– Búsqueda de terrenos fértiles
– Búsqueda de oro y otros preciados minerales
– Búsqueda de objetos perdidos
– Búsqueda de personas desaparecidas
– Consultas personales

Cómo interpretar el péndulo

– Si el péndulo se desplaza linealmente desde nuestro cuerpo hacia adelante, está señalando una respuesta afirmativa.
– También indica un «sí» cuando gira en el sentido de las manillas del reloj.
– Si estamos ante un movimiento horizontal, de izquierda a derecha (o viceversa) el péndulo estará dando una respuesta negativa a lo consultado.
– Igualmente se debe interpretar un «no» cuando está girando en sentido contrario a las manillas del reloj.
– Si el péndulo apenas se mueve, alude a que por el momento, no hay una respuesta clara o definitiva a lo que se ha cuestionado.

Imprimir

Tags:



1 comentario

  1. es alucinante lo que tenemos al alcance de la mano, hemos perdido el contacto con la sabiduría popular, sencilla como la vida misma.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top