Para qué sirve el ojo turco

Ojo turco

Muchos son los amuletos y creencias que existen para «curar» el mal de ojo. Quizás, el más famoso de todos ellos sea el conocido como ojo turco.

Primeramente, debemos definir: ¿qué es realmente el mal de ojo?… Es una antigua creencia arraigada a lo largo del Mediterráneo y Oriente Medio, según la cual una persona puede influir negativamente sobre otra. Miradas de envidia que pueden acarrear mala suerte. Este influjo maléfico se remonta a miles de años atrás. En la antigua Babilonia es donde se empieza a hablar del mal de ojo (o, al menos, es la primer constancia que hay de ello hasta la fecha).

¿Cómo combatir el mal de ojo? Según las distintas regiones, existen diversos amuletos protectores contra esta peculiar «maldición«. El ojo turco, que ahora se ha convertido además en complemento de moda, es uno de las más populares. Es habitual en los países de la costa Mediterránea, Arabia, Turquía hasta India.

Se trata de un ojo, con frecuencia sobre un fondo azul, que nos ahuyenta los malos espíritus y nos mantiene alejados de cualquier posible daño o energía negativa. En cada hogar, en cada coche, en cada negocio de Turquía se puede encontrar al menos uno de estos amuletos con lo que los turcos pretenden atraer la buena suerte. Y esto es así porque la fuerza del mal de ojo es uno de los peores temores con los que conviven los habitantes de este país.

Hay ojos turcos de diversos colores, siendo el azul el más popular de todos ellos. Le sigue en popularidad el color rojo, al tratarse de un color asociado en la fe judía a la buena suerte y a la fortuna. Por lo general, el resto de los colores sólo buscan seguir una moda, combinar con el vestuario de jóvenes adolescentes que, sin saberlo, llevan en sus manos un amuleto con mucha historia.

Foto vía Dustin’s Life and Such

Imprimir

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top