Ver una lengua en nuestros sueños

Orangután sacando la lengua

La lengua, ese órgano que se mueve dentro de nuestra boca y que es indispensable para comunicarnos verbalmente, aparte de para saborear lo que comemos, puede también ser protagonista en nuestros sueños. Y cuando aparece es para intentar que prestemos atención a algo que tiene que ver con nuestra relación con el entorno y a cómo nos comunicamos con quienes nos rodean. ¿Cómo interpretas ese sueño en el que una lengua ha reclamado tu atención?… Primero tendrás que recordar qué ocurría y cómo te sentías mientras estaba ocurriendo (recuerda que cuanto más intensas son las emociones vividas en un sueño más importante es el mensaje que te quiere hacer llegar tu subconsciente).

Sentir, por ejemplo, angustia al tener dificultades para hablar, bien por tener la lengua atada o por tenerla mutilada, es una clara manifestación de que no nos estamos expresando tal y como somos, que tenemos miedo de mostrar lo que guardamos dentro y presentamos algo diferente a los demás. El intentar hablar sin llegar a conseguirlo pone también de manifiesto una gran timidez que intentamos superar.

Si, en cambio, la lengua de nuestro sueños es larga, sea o no nuestra, es que algún secreto saldrá a la luz por la indiscreción de alguien muy cercano… ¿quizás has sido, o serás, tu?. En este caso, tómalo como una advertencia.

Por otra parte, si lo que ocurre es que sentimos gran dolor al habernos mordido la lengua en sueños, es que nos arrepentimos profundamente de algo que hemos hecho pero que aún no hemos asumido, no lo hemos querido reconocer. Esto nos está provocando un dolor interno que es mejor que desahoguemos antes de que el daño en nosotros sea mayor.

Eso si, si nos la mordemos a propósito es que nuestro subconsciente nos aconseja que seamos más prudentes a la hora de hablar o tendremos que asumir desagradables consecuencias.

Pásate por nuestro:

Diccionario para interpretar sueños

Imprimir

Tags:



11 comentarios

Comments RSS

  1. Mirna Márquez silva dice:

    Soñe que estaba durmiendo con la boca abierta y derrepente senti una lengua fria, gruesa y humeda que se movia lentamente dentro de mi boca, me levante en sobresalto y eran las 5 Am ovio no habia nadie y yo supongo que soñe.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top