Los conceptos universales del Chamanismo

Chamán y humo

El Chamanismo, al contrario de lo que algunas personas pueden creer, no es una religión ni un sistema de doctrinas, ni posee dogmas. Es todo un método a través del cual, el chamán va aprendiendo y adquiriendo conocimientos. El chamanismo es además la tradición espiritual más antigua que se conoce, muchísimo más que cualquier religión. Por eso es que encontramos esta figura mágica en muchísimas culturas, y desde tiempos ancestrales.

A pesar de las diferencias que se pueden encontrar entre las diversas culturas chamánicas alrededor del mundo, hay conceptos que son universales:

– La existencia de una gran Divinidad, de la nacen lo material y lo espiritual.

– Todo está conectado.

– La Vida impregna el Universo. Animales, vegetales, minerales, todo tiene vida y conciencia propia.

– La existencia de planos de realidad aparte de este en que vivimos.

Por otra parte, se podría considerar al Chamán como un viajero entre diferentes mundos, el “ordinario” y el no “ordinario”. Es justo en esos viajes cuando adquiere conocimientos y ayuda de las entidades espirituales para llevar a cabo su trabajo, que no es otro que la curación.

Animales “de poder”, almas de difuntos, las mismas plantas, se comunican con él y le revelan sus secretos. Así es como logra conocer lo que originó la enfermedad para la que busca solución.

En algunos casos, también actúa como Psicompompo, o guía para las almas de los muertos. Pero no solo para ayudarlos a cruzar. En algunas ocasiones su trabajo consiste en “traer a las almas de vuelta“, como podría ser el caso de personas que se encuentran en coma o en un estado de inconsciencia en el que no pueden comunicarse. Si el alma en cuestión quiere volver, el Chamán lo traerá de vuelta. Si no, su misión será guiarle a lugar seguro y que no permanezca vagando como un alma en pena.

Sigue leyendo en:

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top