Nigromancia, cuando los espíritus hablan

Camposanto

Una de las vías más antiguas para la adivinación del futuro es la Nigromancia o Necromancia. Considerada como Magia Negra, conlleva la participación de quienes ya no están entre nosotros físicamente, sino sólo en espíritu, y para ello se les invoca como mensajeros que pueden ver lo que nosotros no vemos.

Nigromancia proviene de Necromantia, que a su vez proviene de “νεκρομαντεία“, término griego en el que encontramos “necros” (muerte) y “mantia“, adivinación. Y fue precisamente en la Antigua Grecia en donde resurgió con fuerza esta práctica ancestral que ha perdurado hasta hoy en día. Podemos ver un ejemplo de ello en La Odisea de Homero. En esta famosa obra antigua se relata como Odiseo (Ulises) desciende al Inframundo para, instruido por Circe “la hechicera”, obtener visiones de su viaje de regreso. Para ello ha de beber sangre animal y recitar una serie de oraciones.

Por otra parte, encontramos que en la Antigua Roma se practicaba lo que se conoció como Aruspicina, para lo cual se sacrificaban animales ante el Dios al que se quería preguntar y tras la lectura de sus entrañas por la Arúspice se encontraba la respuesta.

Posteriormente, durante la Edad Media, la Nigromancia fue condenada por la Iglesia Católica al ser considerada como puerta para conjurar demonios disfrazados de inocentes espíritus. Pero ni siquiera tan enérgica condena consiguió acabar con ella. Los nigromantes de esa época eran cultos y poseían amplios conocimientos en demonología y técnicas de exorcismo. En sus ritos prohibidos incluían además elementos cristianos.

La nigromancia por Schopenauer

¿Qué es necesario para llevar a cabo un ritual de Nigromancia?… Entre lo que necesita un nigromante encontramos prendas de vestir del fallecido (o algo muy personal) o vísceras de animales, según se prefiera. La presencia de partes mutiladas de cuerpos humanos o cadáveres completos ha llegado a utilizarse a lo largo de la historia de la Humanidad, pero afortunadamente no es algo habitual.

Para estos rituales también es preciso contar con objetos mágicos (como talismanes), conjuros y con círculos mágicos que protegerán a todos aquellos que se encuentren en su interior. Además, suele llevarse a cabo en lugares apropiados para ello, como cementerios o aquellos en los que ha habido desgracias con víctimas mortales incluidas. Si se trata de invocar a un espíritu en concreto, puede resultar útil realizar el ritual en el lugar en el pasó a la otra vida.

Ahora bien, lo más importante de todo es estar preparado como Nigromante. Si no eres experto en el tema, no lo intentes por tu cuenta.

Imprimir

Tags: , ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top