Consejos para la Noche de Halloween

Historias de Fantasmas

Cuenta la tradición que, en la noche de Halloween, si oyes pasos que te siguen pero sabes a ciencia cierta que no hay nadie cerca, no debes nunca darte la vuelta para mirar pues es la Dama de la Guadaña, que te persigue. Ignórala y no te alcanzará…

Se acerca la Noche de los Difuntos y ya todos, con más o menos supersticiones a nuestras espaldas, nos preparamos para pasarla de la mejor manera posible. ¿Crees en los fantasmas?, ¿piensas que existe un “más allá”?. Como es, tal y como reza el dicho, “mejor prevenir que curar”, aquí os dejamos unas indicaciones que os pueden resultar útiles para la noche en la que se abre la puerta a otro mundo y nos visitan quienes, durante el resto del año, sólo pueden mirarnos sin acercarse…

– Si quieres recibir visitas de fantasmas en Halloween, no tengas animales en casa. Según parece, tener mascotas cerca consigue que los espíritus estén lejos. Eso si, evita los gatos negros por si acaso.

– Si no tienes mascotas y sí velas encendidas esa noche, observa bien color de las llamas. Si alguna se vuelve azul es que alguien del más allá está rondando por los alrededores, acercándose. Si alguna se apaga sola, de pronto, es que alguien o algo ya ha llegado.

– Si el azul de las llamas comienza a inquietar tus nervios, procura tener una campanilla cerca. Se cree que hacerla sonar consigue alejar a los espectros.

– Una curiosidad: durante la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre no tienes que tenerle miedo a las arañas. Si te encuentras con una, déjala seguir su camino, puede que sea el espíritu de alguien que te apreció mucho que ha aprovechado la noche de Halloween para venir a verte.

Por cierto, las velas que utilices durante esa noche no han de ser encendidas en ninguna otra época del año pues dicen que trae mala suerte, y es mejor no arriesgarse, ¿no crees?.

Imprimir

Tags: ,



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top