Los niños Indigo de la Era de Acuario

El índigo es una mezcla entre el azul y el violeta. Se asocia al color a la actual Era de Acuario y se dice que es el más poderoso dentro del espectro entero de colores.

La glándula pineal, conocida también como el tercer ojo, está asociada al índigo. Según se afirma, esta glándula se relaciona con el sexto chakra al que el filósofo Descartes llamó “asiento del alma”. Si es estimulada y trabajada hace aflorar en el individuo capacidades tales como la clarividencia, una intuición casi mágica, excepcional creatividad y el percibir realidades que los demás son incapaces de ver.

Los niños índigo poseen todas estas cualidades, y desde bien temprano sienten que están en este mundo con una misión especial. Otros, sin embargo, no lo tienen tan claro y llevan consigo un sentimiento de insatisfacción, de no encontrarse donde deberían estar y se preguntan continuamente quiénes son, porque la vida tal como es les hace desgraciados. En cualquier caso el deseo es el mismo: cambiar el mundo en que viven a mejor.

Por otra parte, durante cada Era predominan las auras de ciertos colores. Desde hace diez años el patrón de energía ha empezado a cambiar a gran escala, a gran rapidez. Cada vez hay más de color índigo y se prevé que este color del aura sustituya a todos los demás.

En cuanto a sus características, los niños índigos son precoces, con una capacidad mental y una inteligencia asombrosas. Su gran curiosidad les hace plantear y plantearse miles de preguntas a las que buscan respuesta, y su amor a la vida es inmenso. Ellos representan un puente hacia el futuro.

Pero la vida no suele ser fácil para estos niños. Son inconformista por naturaleza y se rebelan continuamente con el orden establecido y las normas. Aunque esta actitud les haga parecer antisociales, lo cierto es que en ello subyace el deseo profundo de mejorar las cosas, e incluso cambiarlas por completo.

Desde 1975 hasta 1995 han nacido la mayoría de índigos. A partir del 2000, algunos afirman que han empezado a nacer una nueva generación: los niños de cristal. Está conectada espiritualmente con los niños índigo, pero son más tranquilos y sensibles.

Contrariamente a lo que se piensa, el fenómeno de los Índigo no es algo que haya aparecido recientemente. De hecho, desde hace un siglo han venido naciendo. Es a partir de la década de los noventa cuando se ha incrementado su número más rápidamente. Estamos hablando de los adultos índigos y en el tiempo en que aparecieron no fueron reconocidos como tales.

Son estos adultos índigos los que han tenido la difícil misión de ir preparando el terreno a los más jóvenes. Un cambio gradual del color de las energías, tal y como ha sucedido a los largo de todas las Eras y de la vida del ser humano.

Foto Vía: www.crystalchild.net

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top