El mundo del Inconsciente en el Tarot

La estrella y la Torre en el Tarot

Los siguientes siete Arcanos Mayores representan las fuerzas irracionales que condicionan nuestros actos:

  • El Diablo

El Ego es la clave para entender el simbolismo de este siniestro arcano. Esa parte de nosotros que nos dice que somos mejor que otros; que para que nos respeten debemos actuar despóticamente; que para conseguir lo que queremos debemos dejar a un lado la moral y los principios éticos; que el fin justifica los medios…

El Diablo aparece cuando existe un peligro de que nuestros instintos más bajos acaben gobernando nuestros actos y nuestro comportamiento.

También indica que podemos estar presos de una situación sobre la que creemos que no tenemos ningún tipo de control. Y digo “creemos”, porque el Diablo implica “ceguera espiritual”. Una relación insana, en la somos infelices, un trabajo que nos denigra, una adicción que nos somete. Todas situaciones que nos hacen sentir alienados, pero de las que SI se puede uno liberar. Las cadenas del Diablo no son reales. Nosotros las hacemos reales, con nuestro miedo e ignorancia.

Más sobre: El Diablo

  • La Torre

Al igual que la Torre de Babel, esta carta simboliza aquello que construimos basándonos en falsas premisas. Cuando los cimientos de un edificio son débiles, o están sobre cimientos corruptos, éste acaba desmoronándose.

En el caso de La Torre, lo que la tira al suelo es un rayo que viene del cielo. Una clara alegoría a la necesidad de abrir los ojos y no quedar “encerrado” en un mundo que es mentira. Cuando nos apegamos a una forma de vida, a una persona, a una idea o a lo que sea, y esto implica un freno en nuestra evolución, tarde o temprano la situación estallará.

Aunque nos parezca que este desastre que anuncia la Torre viene sin previo aviso, no es así. Es que hemos estado ciegos. Encerrados en nuestra propia torre, creíamos estar bien y a salvo. Y cuando llega el rayo y la destruye, descubrimos atónitos que, en realidad, nos ha liberado.

Más en: La Torre

  • La Estrella

Desde tiempos inmemoriales hemos alzado los ojos al cielo para buscar respuesta y guía en las estrellas. Hoy en día, La Estrella mantiene ese significado de orientación y esperanza. Para nosotros, su mensaje de serenidad, de seguridad, de que todo está bien, nos reconforta y nos consuela.

Al mostrarse desnuda, la Estrella nos está diciendo que no tiene miedo ni nada que ocultar. Es una carta con un significado profundamente espiritual, que insiste en la fe y la confianza en la vida.

Cuando aparece, sugiere que hemos pasado  por un mal momento y que es tiempo de curación. Nos augura felicidad, y si estamos preocupados por algún asunto, su presencia es garantía de que todo saldrá bien.

Más en: La Estrella

  • La Luna

Todos estamos influidos por La Luna. Y esa es la clave para la interpretación de este arcano. La Luna no tiene luz propia: la recibe del Sol. La Luna es una falsa guía. Su influencia puede afectarnos hasta el punto de no saber lo que es real y lo que no.

La aparición de La Luna sugiere que debemos hacer un esfuerzo para emerger de ese estado de confusión. Tratar de ser conscientes de todo aquello que nos mueve a actuar de tal o cual manera. Sólo así sabremos distinguir las falsas perspectivas de las verdaderas. Las influencias externas no son de fiar. Confía en tu intuición.

Más en: La Luna

  • El Sol

El Sol ha sido venerado por muchas cultura a través de todos los tiempos. Es el dador de vida, el que permite que crezcan las cosechas y el que ilumina el mundo para que podamos verlo tal como es. En una tirada indica que hemos llegado, o llegaremos si o si,a un punto en el que veremos cumplidos nuestros deseos y nos sentiremos pletóricos y llenos de vitalidad.

Esto, junto con la ausencia de miedo y el nacimiento de nuevos proyectos y oportunidad, hacen de la carta de El Sol una de las más positivas del Tarot.

Más en: El Sol

  • El Juicio

En el Cristianismo, El Juicio se asocia con el día del Juicio Final del que hablan las Escrituras. Ese acontecimiento en el que todas las almas serán tratadas conforme a su comportamiento con Dios.

Pero dejando a un lado el aspecto religioso, este arcano trata básicamente sobre el ser honesto. Honestos con nuestras vidas, con nosotros mismos. Esta actitud implica una mirada sincera hacia nuestro interior. Analizando lo que hemos hecho a lo largo de nuestra existencia, y cómo lo hemos hecho, es así como se produce una especie de revelación. Algo dentro de nosotros cambia, y de pronto vemos la realidad como nunca antes la habíamos percibido.

El Juicio es una carta de cambio, pero de cambio interior y, además, de carácter inevitable. Después de la experiencia del Juicio, ya uno no es el mismo.

Más en: El Juicio

  • El Mundo

Ya hemos llegado al final del viaje. Hemos experimentado todas las facetas de la existencia y ya es hora de que recibamos nuestro premio.

El Mundo nos anuncia que es el momento de unir todas las piezas, de ver nuestro trabajo completo. Todos nuestros esfuerzos, toda nuestra lucha, nuestro sufrimiento, han merecido la pena. Hemos conseguido la plena realización, tanto material como espiritual.

Más en: El Mundo

Pero ésto es sólo el final de un camino. Hay muchos más…

Imprimir

Tags:



1 comentario

Comments RSS

  1. edmundo martinez dice:

    HOLA ESTABA LEYENDO SU PAJINA, ME GUSTO MUCHISIMO.
    ME GUSTARIA SER SU AMIGO, Y, SEGUIRNO ESCRIBIENDO,
    YO SOY UN PRINCIPIANTE EN EL TAROT. ME ENCANTAN LAS CARTAS, YO VIVO EN ESTADOS UNIDOS. ME GUSTARIA DE DONDE ES USTED,
    ME GUSTA COMO EXPLICA EL TAROT, TAN CLARO QUE LO HACE.
    GRACIAS POR ESTA PAJINA, RECIBA MI SALUDO, Y FELIZ ANO NUEVO.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top