El significado del Sol astrológico

El sol y el centro

Cuando alguien nos pregunta por nuestro horóscopo, solemos contestar que somos “Aries”, “Piscis”, “Libra”… Este concepto no es del todo correcto. En realidad, con esta respuesta nos estamos refiriendo a nuestro signo solar, es decir, a la posición del Sol a su paso por las distintas constelaciones en el momento de nuestro nacimiento. Pero somos mucho más que el Sol. Esto no supone restar importancia al papel astrológico del Sol en nuestra Carta. De hecho, todos los planetas involucrados en nuestro gráfico natal poseen un “guión” y todos ellos interactúan unos con otros para, como una orquesta, crear la banda sonora de nuestra vida.

Y ahí está nuestro Sol, el director de este personalísimo coro. El Sol, el Alma de la Carta. Nuestro “Yo Interior”. El que contiene la semilla, el germen de todas aquellas cualidades y peculiaridades que, si somos capaces de desarrollar correctamente, nos harán ser quiénes realmente estamos destinados a ser. Los aspectos al Sol y su posición en el gráfico natal nos dirán si eso resultará tarea fácil o no tan fácil de conseguir.

En los libros de texto astrológicos convencionales nos dicen: tu signo solar es Géminis, así que eres comunicativa, inquieta, versátil, curiosa y con un gran poder de adaptación. Pues no. En realidad, lo correcto sería decir: tu sol está en el signo de Géminis, así que las cualidades que debes desarrollar para llegar a ser quien realmente eres y sentirte plenamente realizada, son la comunicación, la curiosidad y la adaptabilidad, entre otras. Estas cualidades están en tu interior. Al igual que la semilla de un higo dará una higuera, y no un melón, cada persona contiene los principios y la esencia que lo hará convertirse en un individuo único.

En este proceso, juega un papel también determinante el signo del Ascendente. Este factor de la carta, según el signo que lo rija, muestra el camino para nuestra evolución. A través de las características propias del signo ascendente trabajaremos las de nuestro signo solar. Por ejemplo, este Géminis al que nos hemos referido, si le añadimos un ascendente Virgo, podríamos hacer la siguiente valoración: a través del servicio a los demás, la necesidad de hacer bien las cosas y de fijarse en el detalle, y una mente analítica y a veces crítica hasta la exasperación (todo esto muy típico de Virgo), Géminis sacará lo mejor de sí mismo.

Conclusión: cada signo es único, como única y personal es la Carta Astral de cada individuo. La combinación entre Planetas, Casas y Aspectos, es también exclusiva, como nuestras huellas digitales. Y en el centro de todo, nuestro Sol, nuestra esencia, nuestra alma.

Lee más en:

Imprimir

Tags: ,



3 comentarios

Comments RSS

  1. Carmen Pombrol dice:

    Deduzco yo, por este analisis que haces, que sabes mucho de este tema, y te invito a analizar uno por uno los 12 signos del zodiaco. Yo soy Geminis, y me gustaria saber en que lugar estaba el sol cuando yo vine a este mundo, este tema me interesa muchisimo y me alegro de encontrar a alguien que habla con conocimiento. Gracias de antemano.

  2. Judith dice:

    Estoy en ello, estimada Carmen…

  3. azucena moran diaz dice:

    me gustaria aprender a leer el tarot me gusta mucho estos temas yo soy de escorpio del 25 del 10 del 78 que puedes decirme como soy

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top