Numerología, orígenes y creencias

Siempre se ha dicho que la numerología es una ciencia muy antigua. Es una ciencia que usa los números como clave del comportamiento humano. Sus orígenes están envueltos en la oscuridad, aunque hay pruebas documentales de que ya fue usada hace más de 10.000 años. Griegos, chinos y romanos ya practicaban rituales con ella.

La numerología se encuentra en muchos de los antiguos libros de sabiduría, como la Cabala. Los sacerdotes de los templos griegos, romanos y egipcios enseñaban esta ciencia, que se asociaba a los matemáticos más importantes de la historia. Se trataba de estudiar los significados y aplicarlos a la vida, para darle sentido al mundo.

Desde la antigüedad hasta hoy, la numerología, como la astrología, es el núcleo de muchas de las prácticas religiosas y rituales mágicos. Esta ciencia siempre ha tratado de explicar la verdad de la vida, cómo el todo viene de una fuente absoluta, que es Dios. Los antiguos sacerdotes ya hablaban de esta fuente a raíz de sus estudios de numerología.

Pero la numerología no sólo nos ha servido para entender la vida y entender a los demás, sino que también ha sido una ciencia que nos ha ayudado a conocernos a nosotros mismos y ser más conscientes de nuestras virtudes, motivaciones, talentos y deseos.

A través del estudio de la numerología se cree que el alma individual entra en el camino de la vida por propia elección. Esto se hace en un momento y en un lugar determinados, a fin de dar al individuo la oportunidad de desarrollar su propia conciencia. La teoría de la reencarnación o de las vidas pasadas es aceptada por la mayoría de los numerólogos, y ayuda a explicar el curso de nuestras vidas y las circunstancias por las que una persona está pasando.

Los numerólogos creen que en cada vida hemos elegido el camino que hemos tomado con el fin de ayudar a nuestras almas a crecer y evolucionar. Así vivimos con la esperanza de regresar algún día a la energía de Dios y ya no necesitar más reencarnarnos. Cada persona evoluciona según su tiempo y su propio ritmo.

Cuando una persona estudia los números de su nombre o su fecha de nacimiento, puede ayudarse a explicarse muchas cosas, a entender porqué toma ciertas decisiones en determinados momentos. La numerología nos ayuda a tener unos patrones en la vida por la cual regirnos.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top