Desierto en sueños, soledad en el alma

Soñar y vagar por el desierto

Soñar con un desierto, verte ante él y sentir inquietud ante su silencio e inmensidad, revela sobre todo que te embarga la sensación de que estás solo en el mundo y de que no cuentas con el apoyo sincero y verdadero de nadie. Puede que no sea tu situación real, tan sólo que tú sientes así. Es probable que haya llegado el momento de analizar tu situación y comenzar a confiar en quien sí desea de corazón estar a tu lado. No permitas que la soledad anide en tu psique y te aísle por completo de lo que te rodea.

Este consejo es especialmente importante si en tu sueño te entra pánico al comprobar que no tienes comida ni bebida. Con esta fantasía onírica tu subconsciente quiere que seas consciente de que los pensamientos de desánimo están mermando en exceso tu vitalidad y tu capacidad para avanzar en la vida. Siempre se puede encontrar una solución, o incluso otro camino u otra manera viable de ver las cosas.

Por otra parte, si lo que ocurre en tu sueño es que te adentras en un desierto sin pensártelo y luego te das cuenta de que no sabes hacia donde dirigirte para llegar a un lugar seguro, una posible interpretación es que has dado pasos importantes sin pensártelo mucho, sin prever las consecuencias o repercusiones posteriores, y ahora te encuentras en un punto en el que ni te es posible avanzar ni volver hacia atrás, al punto de partida, como si nada. Procura reflexionar tus decisiones y tus actos (en su justa medida, claro está) para que puedas estar preparado para cualquier eventualidad y no termines perdido en medio de una situación sin salida al alcance de tu vista.

Pero, ¿y si estás en tu sueño y en tu desierto con tu pareja?… Esto es, generalmente, mala señal ya que la falta de agua indica que falta vida en la relación, que se está secando. Puede que no lo parezca, pero en tu interior estás comenzando a notar que es así. No lo dejes pasar y háblalo con la otra parte. Eso si, asegúrate primero de si eres tú el que está perdiendo la ilusión y ha comenzado a desear cambiar de paisaje.

Lee también:

Imprimir

Tags:



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top