Ejercicio para ver el aura, sabiendo quienes somos

El Aura Humana

En términos muy simples, para que nos entendamos, el aura es una especie de atmósfera alrededor del cuerpo, una luz sobre la cabeza o el estado de ánimo excitante de una persona. Un aura es un campo de energía, una fuerza de vida que podemos aprender a dibujar con un poco de práctica. Un médium puede leernos la información de nuestra aura. Se cree que el aura es una especie de almacén de información acerca de nuestros rasgos de carácter, fortalezas y debilidades.

El aura puede ser diferente en cada persona, aunque siempre suele haber cierta similitud entre los auras. Los santos siempre han sido representados con el aura alrededor de sus cabezas, y algo parecido se podía ver en los dioses egipcios, budistas e hindúes. El aura se manifiesta en forma de huevo, de color amarillo y sobre una luz blanca. La mayoría de los médiums suelen ver hasta la tercera capa del aura, las más cercanas al cuerpo. Las capas externas están relacionadas con el alma y el espíritu, mientras que el resto se vinculan a la mente, las emociones y la salud.

Es posible percibir nuestro aura siguiendo unos pasos muy sencillos. Algo importante que debéis recordar antes de comenzar el ejercicio es que tenemos que estar relajados. La mayoría de los expertos sugieren hacer este ejercicio tumbados en la cama o en cualquier otro lugar donde podamos sentirnos a gusto, y a poder ser, que no tenga ni mucha luz ni que esté demasiado oscuro.

Acostados en la cama, mantened vuestras manos frente a vosotros. Fijad vuestra atención en las manos mientras, al mismo tiempo, miráis la pared o lo que tengáis frente a vuestras manos. Esto hará que las manos desaparezcan un poco del foco visual, pero es lógico. Tenéis que acercar ahora la punta de los dedos de una mano con los de la otra, muy lentamente, pero sin tocar.

Es en este momento cuando, si observáis bien, veréis un aura azul y unas finas líneas rojas en los extremos. A continuación, juntad las manos, y repetid el proceso una vez más, hasta que os toquéis la punta de los dedos. Hay que ser un poco paciente, porque está claro que no veremos nuestro aura al primer intento. Asimismo, descansar un poco cuando os canséis, ya que tampoco lograréis verlo cansados.

Se pueden obtener muchos beneficios leyendo el aura de las demás personas. Por un lado, se puede detectar el estado de ánimo de esa persona a través de su aura, así como podemos apreciar si la persona con la que nos encontramos es honesta o no. También pueden llegarse a identificar diversas enfermedades menores mucho antes de que la enfermedad en si se manifieste. ¿No te parece fascinante?…

Imprimir

Tags: ,



2 comentarios

Comments RSS

  1. kary dice:

    bueno la informacion me parecio interesante, seria bueno saber mas sobre el tema, me gusto mucho pero quisiera que pusieras mas ejercicios y cosas del tema

  2. fernanda torres dice:

    quiseira a prender a ver el aura

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top