Sueños entre fantasmas

Entre Fantasmas

Si soñamos con fantasmas, con personas que ya no están en este mundo nuestro, y éstos nos ayudan de alguna manera, nos reconfortan, nos traen respuestas a preguntas que nos rondan, es que nos sentimos perdidos y estamos esperando que las palabras apropiadas nos lleguen, como quien dice, por arte de magia. En este tipo de sueños es habitual que hablemos con familiares nuestros, con personas a las que hemos querido mucho y ya no estén con nosotros, y por ello suelen implicar una importante carga emocional. En este caso nos despertaremos muy sensibles y hasta con una pena intensa porque el sueño ha llegado a su fin.

En cualquier caso, lo que hay que tener en cuenta es que acudir a quienes en vida nos sirvieron de guía es algo comprensible, humano, ya que todos, en mayor o en menor medida, nos hacemos dependientes de aquellos que sabemos que nos quieren y siempre están a nuestro lado. Por eso, cuando nos faltan, nos sentimos tan vacíos. Y por eso, cuando surge un problema, inconscientemente volvemos a acudir a ellos, a sus consejos.

Ahora bien, hasta ahora hemos hablado sobre espíritus buenos, que se acercan a nosotros para ayudarnos. Pero no siempre los sueños de fantasmas son tan agradables.

Soñar con entes de otros mundos que vienen a asustarnos, o a atacarnos, ha de interpretarse de otra manera. Esa vez tiene que ver con miedos e inseguridades, con esos sentimientos negativos que sentimos ante cambios importantes en la vida y ante las cuales no sabemos como reaccionar. Es bastante frecuente sobre todo cuando se es muy joven, cuando la vida se va abriendo ante nosotros y empezamos a descubrir que no todo es jugar y acurrucarnos sobre el pecho materno, cuando nos damos cuenta de que pasan cosas malas que son inevitables.

Esto no implica que no pueda soñarse con fantasmas terroríficos siendo ya mayor. La vida está en continuo movimiento y a veces los grandes cambios no avisan, no se ven llegar. Cuando estos cambios suponen grandes transformaciones pueden dar mucho miedo, el miedo nacido de perder lo conocido y no saber cómo adaptarse a lo que aún no sabemos cómo marchará.

¿Como actuar tras estos sueños angustiosos?. El mejor consejo a seguir es el de mirar de frente a la vida, sopesar lo bueno y lo malo de cada momento y continuar caminando a pesar de los temores. Ya sabes, la valentía no es ausencia de miedo, sino el avance a pesar de éste.

Imprimir

Tags: ,



26 comentarios

Comments RSS

  1. maria bonilla dice:

    tube un sueño extraño. soñe en el funeral de un sacerdote, en una tempestad muchas rojas rojas y un gato negro en mi cama..

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top