La magia del mar

La magia del mar

El mar y la magia han estado entrelazados desde el principio de los tiempos, (recordad que incluso se considera al medio marino como origen y fuente de la vida), y ambos han sido venerados desde el surgimiento de las más antiguas civilizaciones. En la mitología griega, por ejemplo, encontramos a Tetis, una de las madres creadoras , que dio a luz a las Oceánidas y que junto con Gea, la Madre Tierra, hizo surgir las primeras formas de vida sobre este planeta.

Caminar por la orilla del mar te ayuda a relajarte, bañarte en él renueva tus energías y contemplar su eterno vaivén mientras meditas te ayuda a elevar tus pensamientos y a profundizar en lo que sientes. Acude a él cuando la confusión se esté apoderando de tu mente y de tus emociones.

Por otra parte encontramos una serie de rituales que pueden ayudarte en tu desarrollo espiritual. Seguro que sabes que la noche de San Juan lo tradicional es quemar en la misma playa, dentro de grandes hogueras, todo aquello que suponga una atadura al pasado, (diarios, muebles viejos, objetos que te recuerden momentos que prefieres olvidar…), para así comenzar de nuevo un nuevo año con la espalda más ligera. Este proceso mágico se complementa cuando sube la marea y el agua espumosa se lleva las cenizas y te regala una nueva vida.

El agua del mar también te sirve para eliminar energías negativas, o simplemente las de aquellos que las hayan tocado anteriormente, de las piedras esotéricas. Cuando adquieras, o te regalen, alguna piedra semipreciosa o preciosa, (como un aguamarina, una esmeralda o un rubí), no olvides dejarla durante 24 horas en un recipiente con agua salada para limpiarla y que, una vez que las tengas en tus manos, se adhiera a ella tu energía personal y puedas así beneficiarte del poder que encierran.

Realmente ésto no son sino unos pocos apuntes sobre el magnífico poder del mar. Podríamos contarte mucho más. Y lo iremos haciendo, no tengas duda.

Mientras tanto, y si tienes oportunidad, acércate a él y confía en su magia y en su capacidad para regenerar tus fuerzas.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top